Historia

La Universidad Nacional de Caaguazú, fue creada por Ley Nº 3.198/07, cuya Carta Orgánica corresponde a la Ley Nº 3.385/ 07.

Se crea la Facultad de Ciencias Económicas por Res. CSU Nº 20/2008, para su funcionamiento a partir del periodo lectivo 2009.

La Facultad de Ciencias Económicas fue creada con miras a presentar soluciones reales a un mundo cada vez más competitivo, globalizado, que exige crecimiento, innovaciones, desarrollo, cambios económicos, sociales, culturales, políticos y empresariales; para lo cual se han establecido las carreras de Economía, Contaduría Pública, Administración de Empresas, Tributación e Ingeniería Comercial.

En este sentido la Facultad de Ciencias Económicas se ha propuesto revolucionar la educación superior en las áreas de los negocios, las empresas públicas, privadas, preparando a sus alumnos a ser profesionales íntegros, exitosos, que puedan competir, transformando y desarrollando, desde sus respectivos espacios laborales, desde su interacción con la sociedad, conocimientos y técnicas en pos del progreso de la región, respondiendo a las necesidades del entorno.

Se buscará la formación integral sumando a las materias propias de las carreras los siguientes componentes:

  • Fomento del deporte y la salud física.
  • Revalorización de la cultura.
  • Sensibilización del entorno mediante extensiones universitarias.
  • Transferencia del aprendizaje aúlico a situaciones reales por medio de las pasantías supervisadas.
  • Manejo del Inglés, idioma comercial por excelencia.
  • Manejo de las TICs, como parte de una evolución ineludible.
  • Promoción de investigaciones científicas y elaboración de proyectos.

Así, la Facultad de Ciencias Económicas aportará a la sociedad profesionales de excelencia académica, que se autorealizarán sirviendo a su comunidad y la patria. Formará hombres y mujeres que asumen libremente su responsabilidad de ser destacados protagonistas en la construcción de un mundo en constante desarrollo, innovando, emprendiendo, respetando siempre la dignidad de la persona, la familia, la sociedad y el entorno.

Para ello, los docentes promoverán el interés y el estudio de los problemas interdisciplinarios, propiciando una visión armónica del mundo y del hombre como guía del saber unificado.